Tres generaciones de nuestros maestros nos desean un Feliz día de Calasanz a través de una entrevista realizada por el periódico Heraldo de Aragón. ¡Qué suerte tener la mejor profesión del mundo! En la que no faltan los besos y abrazos diarios. Felicidades a toda la familia escolapia y a los maestros de vocación. Gracias a nuestros niños que la mantienen vida y a Calasanz que un día nos tocó el corazón. Pincha aquí